jueves, 8 de marzo de 2012

Casos clínicos (mordida abierta anterior)


En esta ocasión quiero iniciar una serie de casos clínicos, con el fin de ilustrar las situaciones más comunes y urgentes, a las cuales se les debe prestar atención y así decidir e iniciar un tratamiento de ortodoncia y ortopedia en niños.
La mordida abierta anterior y mordida cruzada posterior leve, se da cuando al cerrar contactan las molares, pero en la parte anterior no hay un traslape, es decir, el paciente tiene un habito funcional. Como por ejemplo, el hábito de lengua, de dedo o ambos, esto ocasiona que la interposición del dedo o lengua entre los dientes no permita que estos se encuentren para desarrollar una correcta sobremordida y se forma lo que llamamos "Mordida Abierta".


Si a este tipo de mordida no se le da tratamiento, se puede generar una mordida abierta esqueletal. En este caso, su único tratamiento para la corrección, sería una combinación de ortodoncia y cirugía ortognática, debido a que los huesos de la mandíbula y maxilar se deforman. Por lo tanto, la cirugía es la única solución.

El tratamiento a edades tempranas inicia con el control del hábito o la causa que este generando esta "mordida abierta". Si se controla a tiempo puede incluso haber una autocorrección sin necesidad de aparatos ortodónticos.
En caso contrario, con la ayuda de modelos de yeso de la mordida, radiografías panorámica y cefalométrica, fotografías de mordida, faciales, entre otros elementos de diagnostico, pueden ayudar a decidir cuál es el tratamiento más indicado para cada paciente.


La American Assosiation of Orthodontists (AAO) recomienda iniciar estos tratamientos y evaluaciones a más tardar a los 6 años de edad, así se puede alcanzar una corrección adecuada dental, esqueletal y facial. 
Si tienes alguna duda o quisieras profundizar más en este tema, escribe tu comentario y lo contestaré lo antes posible. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada